Archivo de la categoría: Slow cities

Hay cosas en la vida que no deberían ser slow

Somos casi 6.500 millones de habitantes en este planeta, que producimos 1 kg de basura diaria, por lo que en un día se generan alrededor del mundo 6.500 toneladas, gran parte de esta basura no es biodegradable, y mucha de ella tiene un alto contenido contaminante.

Este infograma sirve para ver de un vistazo que no todo lo slow es bueno, y que merece la pena tomarse la molestia de reciclar todo lo que podamos.

¿Quedamos para tejer?

Parece que ganchillo y bolillos son palabras asociadas a nuestras abuelas, Pero el arte de tejer ha vuelto con fuerza y esta creando adicción entre gente muy joven.

La razón de esta recuperada moda tiene mucho que ver con el arte, el bienestar, el decrecimiento, la salud e incluso con la meditación pues es una forma tranquila de calmar la mente y olvidarse del mundo a través de la concentración.

Hacer punto reduce el estrés y los médicos lo recomiendan para mejorar la artritis e incluso contra la bulimia pues esta demostrado que tejer aumenta la alegría, eleva la autoestima y da una nota de color en muestras vidas.

En Zaragoza existen grupos de amigos que se juntan para tejer como la Urban Kintting Zaragoza http://urbanknittingzaragoza.blogspot.com.es/

Ciudades Slow, el ciudadano tiene preferencia.

Organizarse no es facil, y menos en una ciudad, Hay momentos en la vida en que es necesario apresurarse,  pero la mision de una ciudad es facilitar la vida a sus ciudadanos y aqui es donde el movimiento Slow puede ayudarnos a poner orden y priorizar, a aplicar principios de sensatez y reflexionar antes de ejecutar: ¿ esta decision favorece al conjunto de la ciudadania?, ¿cuales seran las consecuencias inmediatas y futuras?, porque solo si es bueno para el ciudadano, es bueno para la ciudad”

Las Slow Cities, son lugares en los que ningún detalle queda al azar, medioambiente, salud, educacion, urbanismo, alimentacion, transporte publico, turismo son solo algunas de las muchas disciplinas que influyen en la calidad de vida y felicidad de los ciudadanos. El movimiento Slow fomenta la responsabilidad social, el uso de productos autóctonos y el consumo local, responsable y cercano y hace que los emprendedores se animen a crear pequeños negocios, algunos con principios artesanales, dando vida al barrio donde se ubican

Las ciudades Slow favorecen una vida más plena y desacelerada, haciendo que cada individuo pueda controlar y adueñarse de su propio tiempo y beneficiando con su consumo y participacion el desarrollo de su comunidad.

Las Slow Cities, luchan contra la homogeneizacicón y apuestan por la calidad de vida de sus ciudadanos.

Neorrurales o Rurbanos.

A diferencia de los neohippies de los años setenta no sienten un rechazo por la cultura urbana sino que buscan una hibridacion o mixtura entre la vida del campo y la de la ciudad.

Es vivir en el campo sin renunciar a nada de lo que aporta la ciudad. Hoy el teletrabajo permite a artistas, arquitectos, escritores y otros muchos profesionales trasladarse al campo y trabajar desde allí, solo hay una cosa a la que no pueden renunciar, internet, ese cordón umbilical que les permite estar en contacto con la ciudad y con el resto del mundo.

Mudarse al campo ya no significa vivir en el ostracismo.

“El campo tambien es cool” 

http://www.elblogalternativo.com/2011/11/23/el-campo-tambien-cool-3-historias-de-mujeres-emprendedoras-y-neorrurales/

Concurso fotografía Slow

Desde Sloyo nos llega una curiosa invitación al  concurso de “fotografía Slow 2012”.

Para más información:

http://sloyu.com/blog/concurslow/fotografia-verano-2012/

Feliz verano. Por Almudena Grandes

Hay muchas cosas buenas que salen gratis. Pasear por la mañana temprano, cuando el sol es tierno, tímido como la brisa que coquetea con las hojas de los árboles. Caminar de madrugada por calles tan llenas de gente como en los mediodías del invierno, para asombrarse de la euforia silenciosa de las parejas que se besan en los bancos, o apoyadas en los pilares de las plazas porticadas. Los que viven cerca del mar lo tienen fácil, pero también es una fiesta meter en una tartera la comida prevista para consumir en casa, despacharla sobre una manta, en la hierba de algún parque, y tumbarse después a la sombra. Asistir a los conciertos de las bandas que suelen tocar en quioscos de parques y plazas mayores los domingos por la mañana. Y frecuentar las bibliotecas públicas, mientras duren.

Hay muchas cosas buenas que salen muy baratas. Una botella de vino para beberla despacio, en casa, al atardecer y entre amigos. Un buen libro de bolsillo, que proporciona una emoción que dura más que el vino y cuesta casi lo mismo. Un cine de verano, el lugar ideal para hacer manitas. Una ración de ensaladilla rusa y dos cañas, en la terraza de un bar cualquiera, antes o después del cine de verano. Enamorarse es un milagro todavía más barato, tan caro que, sin embargo, no se puede fabricar.

El verano es el tiempo de la felicidad. Apúrenlo y no piensen en el invierno que nos espera. Porque nuestros abuelos lo tuvieron muchísimo peor que nosotros y si no hubieran vivido, si no hubieran sabido disfrutar de la vida, si no se hubieran enamorado en tiempos atroces, nosotros no estaríamos aquí. Si existe una cosa que sabemos hacer bien los españoles es ser pobres. Lo hemos sido casi siempre, pero eso no nos ha hecho más desgraciados, ni más tristes que los demás. Recuérdenlo y sean felices, porque la felicidad también es una forma de resistir.”

Fuente: Diario El País, 9 de julio de 2012

El movimiento slow llega a Zaragoza

Os dejamos un vídeo de la mesa redonda del pasado 28 de Junio. La sede de Zaragoza Activa acogió eljueves 28 de junio, la mesa redonda “Movimiento slow: de la sociedad del bienestar a la sociedad del estar bien”. Se trató de una actividad previa al Zaragoza Slow Festival que se celebrará los próximos días 7,8 y 9 de Junio de 2013 en el Palacio de Congresos Expo Aragón y Parque Empresarial Expo.

El movimiento slow pretende iluminar la posibilidad de llevar una vida más plena y desacelerada, haciendo que cada individuo pueda controlar y adueñarse de su propio periplo vital. La clave reside en un juicio acertado de la marcha adecuada para cada momento de la carrera diaria. El I Zaragoza Slow Festival pretende ser un espacio donde los ciudadanos encuentren todo lo que tiene que ver con los valores slow.

En la mesa redonda participaron la escritora Irene Vallejo; el profesor de cocina Enrique Barrado; el analista financiero Luis Ignacio Fernández Irigoyen y el gestor de experiencias y director de Orienta viajes y eventos, Javier Lozano.

El movimiento Cittaslow

Se inició en Italia en el año 1999 con la finalidad de combatir el ritmo de vida frenético actual. En estos momentos se ha convertido ya en una red de ámbito internacional con numerosas poblaciones adheridas a nivel mundial.

Para formar parte de dicha red, los municipios aspirantes deben reunir una serie de requisitos entre los cuales destacan los siguientes:

•La aplicación de una política medioambiental basada en promocionar técnicas de recuperación y reciclaje de los residuos.

•La política urbanística ha de servir para mejorar el territorio, no para ocuparlo.

•El uso de los avances tecnológicos para la mejora de la calidad del medioambiente y núcleos urbanos.

•La promoción de la producción y uso de productos alimentarios obtenidos mediante técnicas naturales y  compatibles con el medioambiente, sin incluir los productos transgénicos e implantando, si procede, servicios propios de defensa y desarrollo de producciones autóctonas.

•La potenciación de las producciones autóctonas vinculadas al territorio: se mantienen las tradiciones más ancestrales y se promociona la relación entre los consumidores y productores de calidad.

•La potenciación de la hospitalidad y convivencia entre los habitantes y turistas.

•La concienciación tanto de los habitantes como de los operadores turísticos sobre lo que significa el hecho de vivir en una ciudad slow y sus repercusiones, dedicando especial atención a la sensibilización de los jóvenes mediante planes de formación específicos.

•La población de las ciudades de la red no puede ser superior a 50.000 habitantes

http://www.cittaslow.es/filosofia.html

Hoy recomendamos: Albert Figueras

Albert Figueras (Barcelona, 1961) @albertfiguerass

http://www.albertfigueras.com/

Autor de “Pequeñas grandes cosas – Tus placebos personales” (2011), “Ubuntu – El triunfo de la concordia” (2010), ambos en Plataforma Editorial; también “Optimizar la vida – Claves para descubrir la felicidad” (2006).

Os iremos poniendo pequeños fragmentos de los maravillosos post a los que hace referencia Albert Figueras. Una delicia para los sentidos.

Clase de Yoga en….

Times Square! Por un día, el centro comercial de Manhattan se volvió un lugar de relax y meditación. Lejos de las luces y el ruido habitual que inundan el lugar, la iniciativa se puso en línea con muchas culturas, que asocian al solsticio de verano, con una renovación de la mente, el cuerpo y el espíritu.

Desde 1904, el solsticio de invierno es motivo de celebraciones y exhibiciones de fuegos artificiales en Times Square para en la víspera de Año Nuevo. Pero esta vez celebrar el solsticio de verano fue lo que convocó a cientos de personas ayer en el corazón de Manhattan.

Times Square Alliance introdujo un contrapunto a la víspera de Año Nuevo con “Solstice en Times Square”, celebrando el solsticio de verano (el día más largo del año).

Vuelve el Slow Movement a la web

Vía http://www.vinaixa.org/web/blog/sociedad-y-comunicacion/2526/vuelve-el-slow-movement-a-la-web/

Después de años luchando por que comamos mejor (Slow Food) y , sobretodo, con más sentido, el movimiento Slow se ha ido extendiendo a casi todos los aspectos de la sociedad, para batallar con unas formas de vida cada vez más deshumanizadas y que atentan contra nuestra salud, el sentido común, y favorecen solo a las grandes corporaciones.

No hace mucho tiempo hablábamos del Slow Design en este mismo sitio y ahora, a raíz de una reseña leida en el blog de Matt Mullenweg, me veo motivado a repasar los puntos principales de este movimiento aplicado al uso y disfrute de Internet.

Sigue leyendo